El Factor Hereditario en los Problemas Dentales

Muchas veces escucho a mis pacientes decir que han “heredado su mala dentadura de sus padres”. Atribuyen la perdida de dientes al factor hereditario.

Algunos problemas dentales son hereditarios: Labio leporino, dientes supernumerarios ó la ausencia congénita de dientes, formación incompleta del esmalte o dentina, maloclusiones, la forma de los dientes y el tamaño, y la enfermedad periodontal (enfermdad de las encías).  Sin embargo, también es cierto que la caries dental y la enfermedad periodontal, causas principales de pérdida de dientes, son enfermedades tratables si se diagnostican y tratan en su etapa temprana.  Ambas enfermedades son causadas por bacterias. Es cierto que existe la llamada “susceptibilidad del huésped” como un factor hereditario, pero si la placa dental es eliminada y no hay azúcar en la boca, las bacterias no pueden producir los ácidos que atacan el esmalte y producen las caries. La enfermedad periodontal, por otra parte, si es hereditaria y es más difícil de controlar porque no duele, y muchas personas no saben que la tienen. Sólo acuden cuando ya los dientes están flojos y es muy tarde para tratamientos.

 

Recordemos que muchos de nuestros padres y abuelos, no crecieron con flúor en el agua, ni fueron al dentista para prevenir enfermedades dentales. Muchos de ellos fueron al dentista con dolor, o cuando era muy tarde para salvar el diente. Por esto, muchos de nuestros abuelos usan dentaduras. La odontología de antes se limitaba a curar y no a prevenir.  Estamos ahora en la era de la prevención, tenemos radiografías digitales,  flúor en el agua, sal y pastas dentales, camaras intraorales, Internet, etc. Entonces en vez de culpar a nuestros padres y abuelos por la “herencia dental” que nos dejaron, debemos pensar en que la higiene bucal y la prevención de enfermedades son dos cosas buenas que les podemos dejar como herencia a nuestros hijos.

Nuestros hijos aprenden de nosotros muchas cosas. Lo bueno y lo malo. Si los padres no valoran la higiene bucal, y dicen “odiar al dentista”. Los niños repetirán esta experiencia. Esto no es hereditario. Es una conducta o patrón aprendido. La buena higiene bucal se aprende de los padres y un cepillo y una pasta dental están al acceso de muchas personas. Si no tiene. Yo se lo regalo.

Yo creo en la importancia de la prevención. “prevenir es mejor y mas barato que curar”. Para mayor información visite nuestra página o comuniquese con nosotros por drnewman@hollywoodsmilesfl.com.

 

Autor

Marcela Newman
Dra. Marcela Newman

Deja un comentario